miércoles, 24 de abril de 2013

Coach para encontrar trabajo

COACHING PARA CONSEGUIR TRABAJO


La finalidad de un coach es ayudar a las personas a conseguir sus objetivos. En las circunstancias del tiempo que nos ha tocado vivir, una gran parte de las consultas y peticiones de ayuda que me llegan son las referidas a encontrar trabajo. No existe un perfil definido del solicitante, los hay con formación universitaria y los que cuentan con formación básica, algunos tienen años de experiencia y otros carecen de ella, los hay muy jóvenes y no tan jóvenes. La mayoría no tiene muy claro como puede ayudarle un coach, acuden por encontrarse frustrados, desilusionados, porque ya no saben que hacer, dominados por los pensamientos negativos e ideas equivocadas del mercado de trabajo, ¿quién está a salvo de la influencia de tanto mensaje catastrofista? 

Si has intentado varias estrategias en la búsqueda de empleo y no han funcionado, si notas que tu moral se debilita peligrosamente, si has entrado en una espiral de pensamientos negativos, si tu situación te parece irresoluble y desesperada, si no tienes fuerzas para seguir adelante tú solo, prueba con la ayuda de un coach.




Otra visión es posible.

Existen otras herramientas, otra forma de hacer las cosas que te sorprenderá por sus resultados: no sólo conseguirás empleo más rápido sino que también mejorarás en aspectos personales. No renuncies a la ayuda de un coach por creer que “eso” no es para ti, que solo es para personajes importantes o para concursantes de la tele, por desconocimiento de sus servicios o por creer que se trata de algo caro fuera de tu alcance.

A lo largo de estos párrafos pretendo trasmitirte cómo se desarrolla el procedimiento, las mejoras que obtendrás y lo que conseguirás. Al final del artículo descubrirás que el precio no es condicionante para comenzar una nueva forma de afrontar la búsqueda de empleo, sólo dependerá de que quieras intentarlo o no.

Mi prioridad es lograr el cambio de actitud necesario para que la búsqueda de empleo no se convierta en una suerte de suplicio y lo hagas en un tiempo razonable.

Recuerda que tus objetivos están para satisfacer tus necesidades y no al contrario. No puedes vaciarte sin sentido y a la desesperada en la búsqueda de trabajo, condicionando tu mundo y tus relaciones a esa búsqueda.

El método utilizado por un coach permite, a quienes buscan trabajo, destacar sobre el resto de candidatos aumentando las posibilidades de resultar elegido y de conseguir un empleo.

Los servicios de un coach sirven para acceder a cualquier tipo de trabajo o profesión, da igual donde la busques o encuentres la oferta -en Internet,  a través del INEM, en un cartel en un comercio-, sin importar quien te ofrezca el empleo -pequeño empresario, autónomo, empresas grandes- y, para cualquier nivel formativo, cualificación o estudios que tengas, cuentes con experiencia o no.

El procedimiento se adapta a tus características y a tus necesidades, actuando en varios frentes si es preciso:

  • Mejora tu autoestima: la experiencia de un despido o la de no encontrar trabajo pese a tus esfuerzos acaba minando la confianza del más fuerte.
  • Destierra pensamientos negativos que obstaculizan tu propósito de conseguir empleo
  • Saca a la luz recursos y habilidades que no habías descubierto, que habías olvidado o que no creías que disponías de ella
  • Facilita la elección de los pasos correctos a dar en la búsqueda de empleo, qué canales utilizar, dónde encontrar las ofertas, como ser visible para los que ofrecen empleo, donde buscarlo. 
  • Ayuda a sortear los obstáculos que se vayan presentando.

 Vamos a encontrar la respuesta a esa pregunta que te haces frente a una posible oferta de trabajo: “¿Por qué no me han elegido?”

Vamos a conseguir que digas: “¡He encontrado trabajo!” 

Es probable que hayas oído hablar o visto anuncios de charlas y conferencias sobre el coach para la búsqueda de empleo.  Aunque puede ser de utilidad para que conozcas como funciona y resolver alguna duda que tengas sobre este enfoque, no obtendrás los beneficios que buscas ni servirá para tu propósito. Sin la intervención directa y la relación de colaboración con un coach no cambiarás tus estrategias y… ¿te han servido para algo hasta ahora?

La metodología que seguiremos es de aplicación práctica a través de sesiones particulares y confidenciales, orientadas siempre a la acción y a obtener resultados reales.

Las sesiones, por regla general, tienen una duración de entre 50 minutos y 1 hora (el límite en el que nuestra concentración comienza a decaer). Se parte de una sesión por semana. Las sesiones se realizan en cualquier parte donde pueda mantenerse una conversación sin distracciones, en un entorno tranquilo, sin perturbaciones. Puede ser tu propio domicilio, un parque, una cafetería. También pueden realizarse las primeras sesiones paseando. Si lo prefieres puedes acudir a mi gabinete o despacho. Cualquier lugar en el que te sientas con comodidad es válido.

Es posible realizar sesiones a través de Skype o cualquier otro programa de video conferencia. Lo indicado es realizarlas personalmente pero debes tener en cuenta esta posibilidad si la prefieres. Igualmente, una vez se han establecido las pautas dentro del programa de ayuda para la búsqueda de empleo, cabe la posibilidad de realizar sesiones telefónicas. Cualquier medio es válido siempre que se interactúe con fluidez, sin interrupciones y con inmediatez. Otras formas como los correos electrónicos o el whatsapp sólo las tendremos en cuenta para consultas puntuales o respuestas de refuerzo.

La primera sesión es de contacto. Recibirás la información necesaria para saber como es la ayuda que te prestaré y que es lo que debes hacer. Podrás plantear tus dudas acerca del proceso. En esta primera sesión comprobaremos en que punto te encuentras respecto a la búsqueda de empleo, como está tu estado anímico, cuales son tus ideas respecto al mercado de trabajo, como lo ves, que opinas de la gente que ofrece empleo.

Cada persona es única, el proceso debe adaptarse a ti.

Reconstruiremos tu historial laboral, que es lo que has hecho y como lo has hecho. Lo verás desde otro punto de vista y descubrirás habilidades y recursos que creías no tener o desconocías.  Serás consciente de la cualificación real que tienes y de su validez para encontrar trabajo.

Date la oportunidad de comprobar cuanto puedes hacer por ti mismo.

Estructuraremos coherentemente toda la información útil para la búsqueda de empleo. Este paso es muy importante, esencial diría. Cualquiera que sea el tipo de empleo que busques o al que optes, puede darse el caso que ni siquiera te pidan un curriculum escrito, que sea suficiente con mantener una charla informal. Por eso debes tener claro que contar de ti mismo y como contarlo.

Tu historial laboral lo anotaremos. No es un documento que debas presentar como un curriculum. Este historial es para ti. A partir de él elaboraremos el Curriculum Vite

La siguiente sesión y sucesivas  sirven para “cantar” tu historial y plasmarlo en un Curriculum Vite. Con “cantar” me refiero a que seas capaz de contarme las anotaciones de la primera sesión sin incoherencias ni dudas, con todas las mejoras y atractivo que descubrimos en la primera sesión.

Como he comentado, es posible que para el tipo de oferta de trabajo que optes no te pidan un curriculum por escrito. Tal es el caso de ofertas que puedes encontrar en carteles en los comercios, talleres, cafeterías, peluquerías…, del tipo “Se necesita…” o, también con aquellos trabajos que puedes conseguir a través de conocidos “acércate por allí que buscan… y les he comentado que tu…”. En todos estos casos es muy importante hilar un relato coherente de tu vida laboral y de mostrar tu capacidad para el puesto de trabajo. Ten en cuenta que sólo va a contar la impresión que le des y lo que le cuentes a quien te ofrece el empleo.

Con un historial laboral coherente tendremos un Curriculum Vite coherente. ¿Conoces la importancia de un curriculum? De cada 10 que se presentan a un trabajo se desechan 8 por incorrectos. Con un curriculum incorrecto tus aspiraciones a conseguir ese puesto de trabajo desaparecerán en la primera criba.

¿Y cuales son los fallos más importantes que pueden provocar el rechazo de tu curriculum? Faltas de ortografía, malas construcciones gramaticales, fechas incorrectas o que se solapan, mal estructurado o mal presentado, fotografía (si te la piden) de mala calidad, datos que no sirven para nada, presentar fotocopias (pueden valer si la calidad de la fotocopia es buena)

El curriculum no debe provocar rechazo en una primera impresión. Lo elaboraremos correctamente.

Como ya serás capaz de “cantar” tu historial, hacerlo con tu curriculum no te va a suponer ningún problemaEjercitaremos las veces que sean necesarias ese “canto” hasta que seas capaz de hacerlo con naturalidad y convicción. Aprenderás a introducir las variaciones necesarias frente al tipo de empleo que optes. Un curriculum no es algo invariable, debe adaptarse al perfil del puesto de trabajo, resaltar aquello que quieres que no pase desapercibido y que consideras importante para ese determinado puesto. 

En nuestras sesiones no entraré a valorar ni tus estudios, ni tu formación, ni tus conocimientos, ni tu experiencia. Tampoco lo haré con tus intentos anteriores de encontrar trabajo. Para el coach no existen errores sino oportunidades de aprendizaje, no pienses “no tenia que haber hecho o dicho esto” porque entrarás en una espiral de pensamiento negativos que te bloqueará, piensa en “¿que es lo que debo hacer o decir la próxima vez?”, “¿Qué quiero que sepan?”, “¿Cómo actuaré la próxima vez?”. El objetivo de estas primeras sesiones es conseguir que te sientas cómodo con tu historial laboral, elaborar tu curriculum, ser capaz de distinguir que es lo importante que quieres que sepan y, sobre todo, eliminar prejuicios, mitos y creencias que limitan tu capacidad para conseguir trabajo.

No puedes dejar a la improvisación algo tan importante como es encontrar trabajo.

El fundamento del coach para posicionarte con ventaja y encontrar empleo es la práctica y el ensayo. Tras las sesiones dedicadas a  tu historial laboral y al curriculum, las siguientes van a servir para preparar las entrevistas de trabajo. Improvisar cuando hablamos de nosotros mismos es una habilidad al alcance de muy pocos privilegiados y tú no puedes permitirte brindis a la galería. Tú ya no vas a improvisar, eres capaz de “cantar” tu historial laboral a partir del curriculum que hemos elaborado o sin él, te vas ha presentar correctamente cuando te lo pidan y vas a contar tu trayectoria sin incoherencias y con naturalidad.

De la misma forma que existen ofertas de trabajo en los que con probabilidad no te van a pedir un curriculum escrito, las entrevistas serán más o menos formales en función de la oferta. Un ejemplo de entrevista informal sería el acudir a ese trabajo que te llega a través de un conocido o cuando entras en un local interesándote por la oferta del cartel de la puerta. Este tipo de entrevistas tienes que prepararlas tanto o más que las formales.

Contarás las cosas importantes que debe saber quien te oferta el empleo y dejarás de lado la información irrelevante que sólo aporta ruido.

En estas sesiones ensayaremos las entrevistas y los posibles tipos de entrevistadores. Teatralizarlas, responder en voz alta en un entorno que imite una entrevista real te permitirá distinguir que es lo que dices, que quieres decir y la estructura que debes seguir en tus respuestas. Cuanto más ensayemos mejor responderás con lo que el entrevistador quiere saber, darás respuestas relevantes y con sentido. No puedes quedarte en blanco cuando te pregunten “dime tres defectos y tres virtudes tuyas” o empezar diciendo frente a cualquier pregunta “pues…no se…”

Los ensayos los grabaremos. Trabajaremos sobre ese material para mejorar tu disposición, tus gestos, cómo dices las cosas, qué es lo que dices, cómo te ves ¿Qué conseguiremos con ello? Con las anteriores sesiones sustituimos creencias limitadoras sobre nosotros mismos y la búsqueda de empleo por otras más positivas y útiles. Con estas sesiones dedicadas a preparar las entrevistas pretendemos ponernos en el lugar de un espectador externo a nosotros y aprender a ponernos en lugar de la otra persona, restar presión emocional y mejorar la interacción. Nuestro objetivo es que aprendas a interiorizar la manera de afrontar una entrevista de trabajo en estado emocional óptimo y a actuar con naturalidad.

Por mucho que se repita hasta la saciedad, la búsqueda de empleo no es un trabajo, es acción y preparación para conseguir el  trabajo. Cuando hablo de preparación no me refiero a la formación o experiencia que tengas. La formación o experiencia serán necesarias o imprescindibles según los requisitos del puesto de trabajo, pero aún lo son más muchas habilidades y actitudes que se adquieren a lo largo de la vida. Potenciarlas te dará ventaja a la hora de resultar elegido para ese puesto de trabajo que necesitas y deseas.

La metodología del coach para la búsqueda de empleo se basa en el aprendizaje y mejora de esas habilidades y actitudes: 

  • Autoconfianza, seguridad en uno mismo. Tu autoestima se mantendrá intacta frente a las adversidades. Tu visión del mundo pasa a ser la de un lugar habitable, con un sitio para ti y donde hay quien te valora
  • Tolerancia a la frustración.  Encontrar trabajo se asemeja a una carrera de resistencia. El no desanimarse y persistir es fundamental. De cada cincuenta puertas que toques vendiendo un producto sólo lo conseguirás en una; eso lo saben bien cualquier vendedor. La búsqueda de empleo tiene un porcentaje similar, sino peor. El asimilar y entender esta realidad del mercado de trabajo te va a ayudar a dejar de pensar en ti como algo poco valioso, tu ánimo te lo agradecerá y afrontarás el día a día sin desilusionarte
  • Serenidad. Nadie que te oferte empleo aprecia a los candidatos que muestran ansiedad. Cuando llevamos sin trabajo más tiempo del que asumimos como razonable, la ansiedad comienza a percibirse. Te engañas si crees que la ocultas o la disiminulas. Se percibe en la rigidez corporal, en el gesto mecánico, en la sonrisa forzada, en la mirada huidiza; detalles que solo controlarás permaneciendo sereno
  • Capacidad para relacionarte con los demás con asertividad es una de las cualidades más valoradas, además de ser útil para estar a gusto contigo mismo.

Es evidente que para determinados trabajos tendrás que tener una formación o sea requisito imprescindible contar con algún tipo de curso, por ejemplo manipulador de alimentos. No sería realista optar por un puesto de contable sin haber estudiado contabilidad o a un puesto donde pidan un ingeniero sin tener la carrera universitaria.

Aunque busques ese tipo de puesto de trabajo que requiere estudios o formación académica, sin las habilidades que ganarás con un coach estás perdiendo ventaja sobre el resto de aspirantes. Estar preparado no significa liarte a hacer cursos o estudios de posgrado y seguir con una sucesión de formaciones creyendo que un montón de títulos te allanarán el camino. Sólo conseguirás en el mejor de los casos adquirir muchos conocimientos (lo cual nunca está de más) y en el peor, hacer un esfuerzo económico para pagar esas formaciones sin obtener resultados,

Debes buscar el hecho diferenciador respecto a los demás

¿Cuántas veces te has preguntado porqué no me han elegido a mí si tengo esta formación o esta experiencia? ¿Es que el elegido tiene más formación o experiencia que tú? Te sorprendería conocer la respuesta y el motivo último de la elección.

El trabajo existe, pese a las circunstancias que vivimos hoy. Mírate en el espejo de la gente que tiene trabajo, no aceptes etiquetarte como parado sino como buscador de empleo, utiliza todas las herramientas que puedas en esa búsqueda, practica, practica y practica con ellas y utilízalas. No renuncies a ninguna por excéntrica que te parezca.

Las habilidades y recursos que todos disponemos se asemejan a músculos que utilizamos poco o ni siquiera hemos utilizado nunca. Observa como empieza a andar un bebé. Al principio no puede sostenerse sobre sus piernas, carece de la fuerza necesaria. Lo sujetamos para que apoye sobre sus pies, para que empiece a mover sus piernas. Con el tiempo él solo es capaz de mantenerse, se apoya sobre los muebles, sobre la pared, da sus primeros pasos, comienza a practicar, se cae, vuelve a intentarlo. Sus músculos cada vez son más fuertes. Le animamos, le damos mini retos, es capaz de ir de un apoyo a otro, cada vez más metros, con más seguridad. Se caerá muchas veces pero no renunciará a intentarlo una y otra vez, no renunciará a practicar hasta que sus piernas adquieran destreza y fuerza y andar sea un acto natural para él.

Sin la práctica, sin el ensayo, sin el entrenamiento, es imposible utilizar adecuadamente tus habilidades para aumentar tus posibilidades de conseguir empleo.

¿Crees que puedes entrenarte a ti mismo? Ya sabes que en Internet hay multitud de consejos para la búsqueda de empleo, cientos de páginas con modelos de curriculum, con posibles preguntas para entrevistas. Sin nadie que te abra los ojos y te haga ver las cosas de manera distinta, no conseguirás nada.

Si has llegado hasta aquí, si consideras que el coach puede ayudarte a encontrar empleo, si con el contenido de este artículo has llegado a percibir que otra forma de afrontar la búsqueda de empleo con más garantías es posible, la cuestión económica no va a ser impedimento para que puedas disponer de la ayuda un coach.

Todo coach tiene una vocación de servicio hacia las personas, busca lograr que tus objetivos se cumplan, y hoy en día, gran parte de las consultas que recibo son referentes a conseguir trabajo. La situación de una persona que busca empleo no puede ser muy boyante, no puede prescindir de una parte importante de sus recursos monetarios. Aun así, la experiencia me muestra que aquello que se nos ofrece, si no tiene un precio, no se seguirá con la voluntad que requiere.

¿Cuántas sesiones vas a necesitar? Dependerá de tu compromiso y de tus necesidades. Cabe la opción de no hacer el programa completo. Puedes optar únicamente por pedir una revisión escrita de tu Curriculum Vite, con lo cual una sola sesión, aparte de la de contacto, sería suficiente, o sólo querer la parte de preparación de entrevistas. El programa no es rígido ni obligatorio en su totalidad, aunque si conveniente realizarlo entero. En principio se realiza una sesión por semana con una duración máxima de una hora.

No dudes en dejar tu comentarios en el blog. 



Otros artículos que te pueden interesar:


Si deseas una atención individual, tienes preguntas que deseas sean contestadas en privado, o simplemente quieres contactar pues hacerlo en la dirección de correo peperuizcoach@gmail.com. 


También puedes contactar a través de las redes sociales  (facebook, twiter,...) pulsado en los botones de la parte superior derecha del Blog o al pie de la página


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada